Afortunados

Valoramos las cosas cuando no las tenemos y a las personas cuando ya no están. Nos percatamos  de nuestros sentidos cuando nos fallan, de nuestra salud cuando enfermamos y de la vida cuando tememos perderla. No somos conscientes de todo lo que gratuitamente disfrutamos y solamente nos sentimos afortunados al echar la vista atrás. Valoramos los tiempos pasados que fueron felices y permanecen en el recuerdo de nuestra biografía encadenada a la nostalgia, sin dar oportunidad a ese presente que se revela ante nosotros y reclama nuestra atención. Pasamos por la vida sin experimentar con plenitud nuestras vivencias aquí y ahora.

Por alguna razón, que no logro comprender, miramos hacia atrás sobrevalorando lo vivido y ésto nos impide disfrutar del presente. De esa salud y bienestar que tenemos. De esas personas que nos acompañan y enriquecen evitando que caigamos en la tristeza de la soledad. Hay mucho que valorar, que apreciar y agradecer y cuanto antes empecemos a hacerlo antes nos sentiremos dichosos.

depositphotos_117003508-stock-photo-cartoon-characters-lucky-man

La vida está llena de luces y sombras. Tiene que haber tinieblas para ver la claridad de la dicha. Somos como somos y no podemos cambiarlo. Sin embargo, podemos cambiar nuestra actitud ante nuestras circunstancias. Podemos aprender a valorar lo que tenemos y a quien tenemos, a sentirnos dichosos y afortunados por lo vivido, por lo que experimentamos cada día y mantenernos expectantes ante un futuro que nos brindará nuevas oportunidades y nuevas experiencias.

El agua del río fluye continuamente  pero  no vuelve a pasar por el mismo sitio. Aunque nademos siempre en el mismo río cada baño será  diferente y nosotros no somos ni sentiremos lo mismo. Ningún  estado permanece estático para siempre, sólo  la ausencia de vida. Porque la vida es dinámica y cambiante. Fluye constantemente y nos empuja a seguir su propia inercia.  De nada sirve pararnos a pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor cuando ésto nos impide vivir alegremente nuestro presente.

urerrera-nuevo-slide

El pasado nos sirve para saber y valorar el camino recorrido y las circunstancias que han contribuido a que actuemos y seamos de una manera determinada. Nos sirve para saber que al igual que fuimos afortunados, lo somos y lo seremos de manera similar. Siempre hay motivos para la felicidad. La dicha y la alegría vienen de la mano cuando somos capaces de valorar lo que tenemos aquí y ahora.

 By Lola Velasco Vélez

Un comentario en “Afortunados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s